19 enero 2018
200 mil salvadoreños en riesgo de deportación
Por: Carlos Orea
enero 8, 2018 - 3:03 pm

La política de perros se ha convertido en la aplicación y estrategia más efectiva del gobierno americano en puntos claves del orbe, incitar a que se destruyan entre los mismos hermanos, para que después, pacten con los fuertes y sobrevivientes, una vez que han acabado con los débiles.

Y al gobierno americano se la olvidado la lealtad que el pueblo salvadoreño mostró al imperio.

Y pareciera que le llego el momento de desechar a quienes fueron sus perros fieles.

La comunidad salvadoreña recibe regalo de reyes atrasado.

Y el genio Trump va con todo el Año que inicia.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) considera que las condiciones en El Salvador ya no justifican más prórrogas del programa de “Estatus de Protección Temporal (TPS), por lo que este lunes anuló el programa para cerca de 200,000 salvadoreños.

Sin embargo ofrece un un periodo de gracia hasta septiembre de 2019 para facilitar una transición ordenada.

Con el tema de los dreamers, y ahora la cancelación del TPS, el congreso tendrá que trabajar horas extras.

He aquí la reseña y parte de la historia y servicio del pueblo salvadoreño que se ha olvidado.

La guerra civil de El Salvador, ha sido considerada como uno de los conflictos derivados de la confrontación ideológica, política y militar entre la Unión Soviética y los Estados Unidos (con sus respectivos aliados), conocida como Guerra Fría.

Los dos bandos en pugna en el conflicto salvadoreño, estaban influenciados por la contienda global.

El Gobierno de El Salvador había mantenido una firme alianza con los Estados Unidos desde mediados del siglo XX.

Oficiales del ejército gubernamental, la FAES, recibieron adiestramiento en centros militares estadounidenses como la Escuela de las Américas aún en la época anterior al conflicto bélico salvadoreño, obteniendo el apoyo de los gobiernos de Jimmy Carter, Ronald Reagan y George H. W. Bush.

La ingratitud no tiene memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *