Barbosa sale en defensa de Rivera Vivanco

0
23

El candidato a la gubernatura de Puebla por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Miguel Barbosa Huerta, criticó que los diputados locales del Partido Acción Nacional (PAN) propusieran la destitución de la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco, dijo que es una estrategia de la guerra sucia.

En entrevista, el aspirante al poder ejecutivo dijo que su intento por destituir a Rivera Vivanco sería inútil, ya que Acción Nacional no cuenta con mayoría en el Congreso: “Absolutamente improcedente la solicitud de revocación de Claudia. Lo que me dicen los diputados de Morena, no tiene fundamento y seguramente será desechado. Quieren crear un escenario mediático para tener un arma, ya no pueden, ya no saben cómo se meten a un lugar donde saben que es improcedente, saben que no tienen mayoría”.

Aseguró que de obtener la gubernatura tendrá una administración de puertas abiertas, para trabajar en conjunto con los 217 municipios de Puebla: “Vamos a cumplir con las expectativas de los alcaldes. El gobierno no logra distinguir cuál de los gobiernos falla y por eso yo voy a dar la cara con los alcaldes”.

Señaló que el hecho de que algunos recursos no lleguen a los municipios más lejanos se debe a que el delegado Rodrigo Abdala, no tiene una estrategia para cumplir, por ello es que reforzará entrega de apoyos.

“Aquí en Puebla es responsable Rodrigo Abdala, pero yo no estoy metido en eso, no sé si están llegando o no, pero yo estaré comunicado con Abdala para que todos tengan su apoyo de acuerdo a su necesidad. No van a costar los atlas de riesgo. Para los municipios, ahorita les cuestan mucho y no pueden hacerlo. Conmigo conmigo van a costar un peso ni las certificaciones para tener certidumbre en cada municipio”.

En otro orden de ideas, dijo que si obtiene el poder ejecutivo mantendrá la entrega de apoyos y no permitirá que la vestimenta escolar tengan el logo del gobierno estatal.

“No siempre buscaré recursos federales, pero no me pararé a esperar a que lleguen los recursos. Y mandaron a hacer los uniformes escolares. Espero que sean de calidad y se elimine el escudo del gobierno y vaya el de la escuela y se elimine los colores oficiales, (…) la imagen del gobierno nuevo será producto de un concurso, de opinión ciudadana. No pienso en gastar y derrochar, pero ese es el agravio”, finalizó.