Celebra López Obrador que haya justicia en caso Lydia Cacho

0
87

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, las órdenes de aprehensión que se liberaron por el caso de tortura de la periodista y activista Lydia Cacho, son un signo de los tiempos que se viven.

Una de las ordenes de aprehensión es contra del exgobernador poblano, Mario Marín Torres, así como el ex director de la Policía Judicial, Adolfo Karam Beltrány al empresario Kamel Nacif.

En su acostumbrada rueda de prensa mañanera, el titular del Ejecutivo Federal, afirmó no estar involucrado en estas acciones legales al señalar que fueron decisiones autónomas del Poder Judicial de la Federación.

“Yo celebro el que se está dando trámite a esa denuncia y se proceda legalmente, esto también es un signo de los nuevos tiempos”, dijo.

“Seguramente, a lo mejor no es del todo cierto, pero había la costumbre de preguntarle al Ejecutivo cuando se iba a tomar una decisión de ese tipo y ahora no me consultaron, no supe, es una decisión independiente, autónoma del Poder Judicial, cómo deben de ser las cosas”, dijo.

Un día antes trascendió que fue detenido Juan N, quien fuera jefe de Mandamientos Judiciales de la entonces Procuraduría General de Justicia de Puebla en 2005, cuando se ejecutó la orden de aprehensión contra la periodista Lydia Cacho.