14 noviembre 2018
¿Con qué acompañamos el pan de muerto?
Por: Redacción
noviembre 1, 2018 - 9:01 pm

 En la celebración del Día de Muertos, una de las tradiciones más ricas de nuestro país, tanto cultural como gastronómicamente. Y, como en todas las fiestas, la comida y la bebida son invitados que no pueden faltar. Entre ellos, podemos destacar la presencia del delicioso pan de muerto en la mayoría de los altares y mesas de las familias mexicanas.
 
El pan de muerto tradicional está elaborado con harina, leche, huevos, mantequilla, azúcar, ralladura de naranja y agua de azahar. Por lo tanto, es, nutricionalmente hablando, un alimento alto en calorías. Según datos publicados recientemente por la Secretaría de Salud, una pieza individual de pan de muerto nos aporta alrededor de 333 kcal; más o menos lo mismo que un plato de pozole, unos tacos al pastor o un plato de chicharrón en salsa verde. Considera que, si eliges un pan de muerto relleno de nata o queso filadelfia con zarzamora, este tendrá muchas más calorías.
 
Y, al hablar del pan de muerto, no podemos dejar de lado la bebida con la que lo acompañemos, ya que, dependiendo de la que escojamos, podemos aumentar de manera muy significativa las calorías que consumimos.
 
Por ello, te compartimos algunos consejos para ahorrar calorías al elegir las bebidas que disfrutarás durante las celebraciones del Día de Muertos.
 
1. Si optas por té, infusiones o café negro, tómalos sin endulzar o utiliza algún sustituto de azúcar, que no aporta calorías. Si preparas un café de olla, reduce sus calorías sustituyendo la mitad del piloncillo por un sustituto de azúcar.
 
2. Si te gustan las bebidas vegetales de arroz, almendra o soya, prefiere aquellas no adicionadas con azúcar.
 
3. Si eliges tomar un chocolate caliente, puedes preparar una versión más ligera con cacao o chocolate de pastilla amargo, vainilla y leche descremada. Dale un toque dulce con una mezcla de piloncillo y un sustituto de azúcar. La misma sustitución puedes hacer en bebidas como el atole o el champurrado.
 
4. Si prefieres el chocolate típico, te sugerimos reducir la porción tanto de la bebida como del pan, para disfrutar de la manera más tradicional sin excederte en las calorías.
 
5. Si decides tomar otras bebidas como jugos, refrescos o aguas saborizadas, elige sus presentaciones sin azúcar o bajas en calorías. De igual forma, estas bebidas pueden servirte como mezcladores si eliges consumir alcohol durante las celebraciones.
 
Las tradiciones culinarias no deben estar peleadas con una buena alimentación. Por eso, te invitamos a disfrutar de tu versión de pan de muerto favorito y tu bebida preferida, cuidando las porciones o cantidades que decides degustar. Y recuerda que, si en esta ocasión escogiste alguna opción muy alta en energía, solo tienes que moverte más para no caer en excesos.
 
 

Los Comentarios están cerrados.