“Críticas a López Badillo fueron por cuestiones política”

0
55

Las críticas al ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos (CDH), Adolfo López Badillo, fueron por cuestiones políticas, defendió el actual titular interino del organismo Omar Siddhartha Martínez Báez.

En entrevista para Mediatik Noticias, defendió a quien fuera su jefe cuando fue el primer visitador durante toda la gestión de López Badillo.

Señaló que las críticas vinieron al final de la administración de López Badillo, aunque fueron una constante durante ocho años de su gestión, sobre todo acusado de proteger al morenovallismo.

El ahora presidente interino de la CDH sostuvo que se trabajó de manera puntual en los últimos ocho años en los que estuvo al frente López Badillo.

“Se han trabajado todas las quejas, yo puedo dar cuenta de ello porque fui visitador general durante esos ocho años y sé que el trabajo se hizo”, sostuvo.

“El momento en el que se hace este tipo de manifestaciones, es el momento precisamente previo a cuando él –Adolfo López- va a concluir su periodo”, afirmó.

“Entonces yo creo que es un momento en el que se politiza precisamente el escenario en el cual el ombudsman viene desarrollándose, pero el trabajo se hizo, es firme y jurídicamente sostenible”, defendió.

Omar Siddhartha Martínez Báez fue nombrado como presidente interino de la CDH, luego de un atraso en el proceso de cambio al culminar la gestión de López Badillo.

Hasta el 28 de julio operaba en la CDH como primer visitador, cargo que ocupó desde que inició la gestión anterior en 2011 y ahora será presidente interino hasta el 6 de noviembre.

CDH en los tiempos del WatsApp

Omar Siddhartha reveló que tienen 30 días para revisar el estado de la CDH, con las observaciones que pudieran existir se tendrán que señalar al órgano de control.

Reveló que ha diseñado un breve plan de trabajo para estos tres meses que estará al frente y como primera acción dijo que ya se amplió el horario de atención al público de manera presencial cuatro horas más.

Ahora la CDH estatal estará funcionando de 8:00 horas a 20:00 horas, tanto la Dirección de Quejas como en las Visitadurías Generales.

“La intención es abrirlo, independientemente de que siempre había un servicio de guardia telefónica, pero buscamos eficientar la parte que tiene el trato directo y humano para atender a los peticionarios”, sostuvo.

Adelantó que se estará probando un nuevo esquema como es por vía WhatsApp, para recepción de quejas.

“Abrir los canales de entendimiento con los peticionarios es algo que me gustaría destacar dentro de este periodo que tengo, para poder mejorar”

-¿Entonces no estaba tan abierta la Comisión?

-Si porque recibía las quejas, si estaba abierta la Comisión, el servicio de guardia operaba normalmente como lo ha sido 20 años, operaba con un teléfono celular.

“Lo que estamos haciendo es adaptarnos a un escenario, en el que la ciudad ha crecido, las personas requieren eficientar sus tiempos”, respondió.

No son los tiempos

Aunque no se descartó en postularse para quedarse en el cargo, aseveró que actualmente sus tiempos son los de revisar la recepción de la CDH.

“El escenario que tengo como Omar Martínez entonces es en el que estoy enfocado, no puedo afirmar algo a mediano plazo porque tengo una obligación legal que cumplir y la cumpliré”, dijo.

Recordó que en este momento la convocatoria para elegir al nuevo ombudsman estatal está abierta.

En ese contexto, destacó que la ley no le prohíbe contender o participar por la Presidencia de la CDH.

Sin embargo, dijo que está enfocado en revisar el trabajo de su antecesor, Adolfo López Badillo y desarrollando acciones.

-¿Te interesa la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos?

-Ahorita mis tiempos son otros. Mis tiempos son los de recibir y paralelamente está el esquema de la convocatoria. Creo que debo atender lo que legalmente me corresponde, y después cualquier intención personal o profesional. Primero lo que la ley me impone.

Señaló que quien llegue a la CDH deberá tener absoluta credibilidad, ya que los organismos públicos de derechos humanos tienen la fortaleza en dos ejes muy importantes, en las personas que trabajan en el organismo y en quien dirige la Comisión.

“Que sea un persona con una solvencia moral y jurídica para poder defender los derechos de todas las personas, eso es lo que se requiere, entonces esa es la exigencia no solo del Congreso del Estado sino de todos los poblanos, a la cual yo me sumo”, sentenció.