Documentan irregularidades del gobierno de Leoncio Paisano

0
81

Por más de cien millones de pesos podría ascender el daño patrimonial a las arcas del ayuntamiento de San Andrés Cholula, en la administración de Leoncio Paisano Arias.

Fue aprobado en Cabildo el dictamen de la entrega recepción que fue presentado al cuerpo de regidores, por parte del nuevo ayuntamiento presidido por Karina Pérez Popoca.

En entrevista, la alcaldesa dio detalles de algunas de las irregularidades encontradas y que serán presentadas ante la Auditoria Superior del estado, entre otras instancias.

Ahora el expresidente municipal, tendrá que comparecer en los siguientes tres días hábiles, para subsanar o explicar los procedimientos irregulares.

Señaló que las situaciones más graves tienen que ver con obra pública, algunas inconclusas como el edificio del DIF municipal, por el cual se pagaron 15 millones de pesos y no se terminó.

Detalló también, por ejemplo, que en el caso del DIF no ingresó un solo peso de consultas en los cuatro años y ocho meses de gestión de Paisano Arias, una estimación de 12 millones de pesos.

Incluso, aseveró que hay empresas a las que ya se les ha pagado el equipamiento del inmueble, y ahora no aparecen.

Detalló que por cobro de consultas, atención rehabilitación o cualquier otro servicio, no existe ni en tesorería, ni en ninguna otra área, de dónde ingresó ese dinero.

Detalló que la secretaría de Contraloría notificará al expresidente para que subsane las observaciones, entre ellas algunas administrativas donde no dejan procedimientos.

Por ejemplo, señaló que más de 300 bienes materiales “desaparecieron”, entre ellos equipo del DIF y de seguridad pública.

Detalló que no aparecen por ejemplo unos radios Matra de la Secretaría de Seguridad Pública, los cuales les preocupa el uso que se les esté dando.

“En manos de quien hoy estén, podrían estar interviniendo la señal de seguridad aquí en San Andrés Cholula, ya que para dar de baja algún bien, se debe tener la justificación”, señaló.

Asimismo, recordó que en cuestión de obras, en el centro deportivo Mayaquen, se ha tenido que regresar recursos federales, porque no cumple con especificaciones, ni hay bitácora de obra en las remodelaciones.

Además, señaló la alcaldesa que hay procedimientos por más de 50 millones de pesos por la adjudicación de obras, porque no existen pólizas, ni la publicación de la obra, así como la prestación de servicios.

Detalló que también hubo un gasto de más de 13 millones 396 mil pesos, en productos farmacéuticos repartidos en 10 meses del 2018, mientras que han gastado más de 50 pesos apenas en tres meses.

“Sabemos que hay una afectación de 50 millones de pesos, porque no está siendo comprobado ese dinero”, indicó Karina Pérez Popoca.

En cuanto al gasto de combustible, en el año, pagaron mensualmente más de 3 millones de pesos en promedio mensual.

En tanto, en su administración, las cifras no llegan ni a los dos millones de pesos. “Son ejemplos de como ha sido el comportamiento”, dijo.

“Tenemos tres caminos, primero llamar a comparecer al presidente municipal para que subsane las observaciones, en un término de tres días”, explicó.

“Después entregaremos a la ASF, el trámite pertinente al Tribunal Administrativo y se hará la valoración del daño al patrimonio, para después deslindar de manera penal”, comentó.

Aseveró que no ha habido ningún acercamiento con el expresidente municipal, pero ahora tendrá que comparecer ante las actuales autoridades municipales.

Señaló que en el área de Catastro, operaban con un programa que dejaron instalado en las computadoras en el que trabajaban desde las 11 hasta las 3 de la mañana, para hacer movimientos, los que están detectados.

Indicó que al menos cinco personas que lo hicieron, han sido separados de sus cargos, luego de que se detectaron más de tres mil movimientos de manera remota y 200 en las últimas semanas.

“Hacían modificaciones a la base gravable, lo que ha generado un daño que no se ha podido cuantificar, pero ya investiga Contraloría, “estamos hablando de una red de corrupción propiamente”, dijo.

“Operaban modificando, pero para esto intervinieron gestores, notarias y propiamente empleados del ayuntamiento. Nos dimos cuenta porque instalaron un software, dejaron instalados los equipos y en la noche madrigada, modificaban datos”, dijo al afirmar que ya están ubicadas las personas que lo hacían.

Detalló que los cambios que se hacían eran principalmente en los pagos, los cuales eran rebajados.

“El modus operandi es el mismo, las claves, las contraseñas, para desfalcar a la administración”, dijo al señalar que quienes operaban estaban en Tesorería y Catastro.