“El problema de las estancias infantiles no lo está midiendo el gobierno federal”

0
77

Más de cincuenta estancias infantiles han tenido que cerrar sus puertas, luego de la suspensión directa de pagos del gobierno federal, además de que al menos diez niños han sufrido accidentes por quedarse en casa.

Estas estadísticas son parte de un informe que presentará al gobierno de la República y diputados federales, la recién creada organización de Estancias Infantiles de Puebla.

Acusan que los padres de familia no están utilizando los recursos para que los niños sean atendidos por las estancias infantiles, ya que en la mayoría de los casos prefieren cuidarlos o hasta dejarlos solos, para quedarse con el dinero, con el riesgo que conlleva.

Tras el cambio del gobierno federal, los recursos que se aplicaban al programa de Estancias Infantiles, ahora se entrega directamente a los padres de familia, para que decidan donde inscribirlos.

Anteriormente los recursos llegaban a las estancias infantiles, por cada niño inscrito, por lo que los establecimientos han sido afectados, aseguran, por la baja en la matricula apenas a tres meses de aplicarse la medida.

¿Y los niños?

Hilario Gallegos, representante del organismo civil de Estancias Infantiles, detalló que se ha documentado cada caso con nombre y apellido, de problemas que ya se han registrado con niños que no acuden a las instalaciones.

En entrevista, indicó que por lo menos el 10 por ciento de las Estancias o guarderías que tenían apoyo de Sedesol, están cerrando.

Asimismo, la mayoría de las instalaciones que contaban con 40 o 50 niños, ahora solo están llegando hasta un 30% de infantes.

“Las consecuencias que ya se están generando, no sólo es en el desempleo y cierres de negocios, sino que afecta a los mismos niños, que ya han sufrido quemaduras, maltrato familiar y hasta abandonados por horas”, dijo.

Señaló que es u problema social que está reventando muy rápidamente, porque ahora las mamás o papás reciben los 900 pesos, pero no llevan a los niños a las guarderías, sino prefieren dejarlo con las vecinas, abuelitos u otros familiares.

“Se están generando problemas familiares, porque no se pone la misma atención que en una estancia. Incluso hay el riesgo que se den abusos sexuales en algunos casos”, aseveró el panista.

Detalló que tienen testimonios, de que algunos padres, dejan hasta amarrados a los niños en sus casas.

Hilario Gallegos informó que el diputado Raymundo Atanasio presentó un punto de acuerdo en el Congreso de la Unión, para que se reforme el artículo tercero, para que la educación inicial sea obligatoria desde los cero años.

“De este modo se regularían más a las guarderías, además se pedirá al gobierno del Estado la intervención para que genere un recurso de partidas que tengan, para apoyar a las estancias”, aseveró.

Indicó que se ha platicado con los diputados Eudoxio Morales y el senador Alejandro Encinas, para que hagan eco del problema social que crece paulatinamente.

“Los niños ya llegaban al kínder con otra mentalidad, digamos que más preparados, las guarderías tienen 12 años que funcionan, ahora esos niños tienen otra capacidad”, dijo.

“El problema no lo está midiendo el gobierno federal, finalmente el recurso está etiquetado, pero ya no les llegan a las guarderías”, aseveró.

Indicó que las supervisiones a los establecimientos no solo los realizaba Sedesol, sino también otras dependencias como el DIF y hasta protección civil.

“Debian tener cámaras, mobiliario y equipo, no eran como dice el Presidente Andrés Manuel (López Obrador), un cuartito, estaban bien reguladas”, aseveró.

Entre estancias y zozobra

En Puebla la Secretaría de Bienestar Social, anteriormente Sedesol, contaba con un padrón de 502 estancias infantiles de las operabann solo 495 hasta finales de 2018.

Aunque el programa de estancias infantiles sigue vigente, las reglas de operación cambiaron, ya que son los padres de familia los que recibirán el apoyo directamente.

Con el recurso podrían solventar los gastos dentro de las guarderías de día, para dejar de entregar directamente los apoyos económicos a los propietarios de recintos.

Las estancias infantiles que no acrediten su cumplimiento con la norma o reglas de operación que está por darse a conocer por parte del gobierno federal, entonces, serán invalidadas, señaló el delegado del gobierno federal en Puebla, Rodrigo Abdalá Dartigues.

El programa de estancias infantiles de la Secretaría del Bienestar tiene un presupuesto de 59 millones 143 mil pesos para operar durante este año en Puebla.

Al año se invertían a nivel nacional 4 mil millones de pesos, pero para 2019, ante la llegada del nuevo gobierno federal, se recortó 50 por ciento, por lo que el recurso será de 2 mil 14 millones de pesos.

A nivel estatal, Puebla fue el cuarto estado que más recursos recibió para operar el programa con 59 millones 143 mil pesos, siendo el Estado de México el que más recursos obtuvo con 162 millones 660 mil pesos.

Por encima de la entidad poblana también se colocaron la Ciudad de México con 84 millones 411 mil pesos y Jalisco con 76 millones 844 mil pesos.

Los estados que menos recursos recibieron por parte del programa antes mencionado fueron Baja California Sur con siete millones 843 pesos, Quintana Roo con 14 millones 260 mil pesos y Baja California con 14 millones 971 mil pesos.