Encapuchados ponen el dedo en la llaga

0
92

Encapuchados de negro y con cruces acuestas, penitentes devotos de Jesús de las Tres Caídas de Analco, ponen el dedo en la llaga y piden por que se acabe la corrupción, los feminicidios, el secuestro y otros delitos de alto impacto en Puebla.

En este sentido, el párroco de la Iglesia del Santo Ángel Custodio Pedro Sánchez Priego, explicó que estas cruces que portaron los feligreses lo hicieron con el propósito de hacer conciencia justamente en este día Santo.

“El feminicidio, el secuestro, la desaparición forzada, el aborto, la corrupción, la inmoralidad, el narcotráfico y la extorsión son pecados con los que carga nuestro señor Jesucristo”, dijo.

El sacerdote enfatizó que la exposición de estos pecados sociales, tuvo el propósito de concientizar a los feligreses en que se deben de fomentar los valores para que la sociedad se renueve.