Estado mexicano ofreció disculpa pública a Lydia Cacho por violación de derechos humanos

0
95

Tuvieron que pasar trece años para que la periodista Lydia Cacho Ribeiro recibiera una disculpa del Estado Mexicano por la violación a sus derechos humanos, tras la detención y traslado arbitrarios desde Cancún a Puebla, por órdenes del entonces gobernador Mario Marín Torres.

Pero la encargada de ofrecer la disculpa a nombre del gobierno de México fue la actual secretaria de Gobernación federal, Olga Sánchez Cordero, quien en aquel entonces, como jueza de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dio su voto para exhonerar a Marín Torres de las acusaciones de la también escritora.

En el 2005, elementos de la Policía Judicial de Puebla viajaron a Cancún para realizar la detención de la periodista, quien había puesto al descubierto una red de pederastia encabezada por el empresario Jean Succar Kuri, amigo del también industrial Kamel Nacif Borge; todo a través de la publicación de su libro “Los demonios del Edén”.

Tras su detención y constantes violaciones a sus derechos, como lo denunció la propia Lydia Cacho, se dio a conocer una grabación telefónica en donde Kamel Nacif pedía a su amigo, el gobernador Mario Marín, que aplicara la ley en contra de la periodista, audio en donde lo nombraba “mi gober precioso”, apelativo que aún hoy se relaciona con el ex gobernador y los poblanos.

A más de una década de distancia, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, ordenó al Estado Mexicano ofrecer una disculpa a la periodista, situación que se ignoró en el gobierno del saliente presidente Enrique Peña Nieto.

Este jueves, en las oficinas de la Secretaría de Gobernación federal se realizó el acto protocolario encabezado por Olga Sánchez, a quien en esa época se le señaló como cercana a Marín Torres, y se intensificaron los rumores al emitir el voto con el que se dictaminó que a Lydia Cacho no se le violentaron sus garantías individuales.

En su discurso, Cacho Ribeiro pidió que se enjuicen a todos los actores intelectuales de su detención hace 13 años y pidió justicia para todos los mexicanos.

Cabe señalar que Jean Succar Kuri recibió 112 años de prisión por los delitos de pornografía infantil y corrupción de menores, por la investigación iniciada a raiz de la publicación del libro
de la periodista.