Ganan reinstalación 11 despedidos a la Secretaría de Salud

Once trabajadores que habían sido despedidos de la Secretaría de Salud doblaron a la dependencia estatal en los juzgados y tendrán que ser reinstalados.

Fue el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Sexto Circuito, con residencia en Puebla, la que ordenó la reinstalación y pago de salarios caídos de 11 de las 80 despedidos en el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Tuvieron que pasar varios años, para que finalmente lograran el laudo a favor para recuperar sus plazas laborales que el Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores de Salud disputó desde el sexenio pasado.

Los ganadores del laudo entraron a laborar mediante contratos por tiempo determinado de manera continua y hasta el momento de la presentación de la demanda.

Ahora, la dependencia estatal tendría que estar pagando los salarios caídos que corresponden desde la fecha que ingresaron a laborar hasta el cumplimiento del laudo.

Además tendrá que cumplir la inscripción retroactiva al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el reconocimiento como personal de base, debiéndose otorgar el nombramiento respectivo.

En los primeros tres años de la administración de Moreno Valle de 2011 a 2014, en las 62 dependencias -incluidas las descentralizadas- fueron despedidas 12 mil 79 personas, un promedio de once burócratas diarios, incluyendo sábados y domingos.

Entre los despedidos hubo desde jardineros, docentes, electricistas, obreros, médicos especialistas, hasta directivos de alto nivel.

Mediatik pudo documentar el total de despedidos, luego más de dos años y medio de interponer 34 solicitudes de información y ganar dos juicios de amparo, ante la negativa del gobierno de entregar los datos.

La excusa en la mayoría de los casos del recorte del personal, era un adelgazamiento de la nómina, sin embargo no fue así, ya que también se documentó que los puestos se cubrieron en su mayoría sin desaparecerlos.

Pero el gobernador llegó en medio de una promesa de campaña hecha el 30 de junio de 2010 a los burócratas del anterior gobernador Mario Marín Torres: No habría despedidos si le daban su confianza y voto.

Hasta 2016, por medio de otras 20 solicitudes de información se documentó que de los 12 mil 079 despedidos, solo tres ex funcionarios públicos fueron compensados con finiquitos que van desde los 600 pesos, hasta cerca de 900 mil pesos, mientras centenares de litigios quedaron congelados.

Los vencedores

La mayoría de los trabajadores fueron despedidos de manera injustificada entre los años 2013 y 2014, en la gestión del mandatario Rafael Moreno Valle, cuando se registró una ola de despidos injustificados.

Ahora podrán recuperar su plaza, Yemina Muñoz Flores, auxiliar de Enfermería; Gregorio Parada Ramírez, Apoyo Administrativo en Salud A4.

Asimismo, Ana Sugey de la Cruz Hernández, Enfermera general; Gilberto Soto Román, Técnico Laboratorista “A”; y Maribel Hernández Martínez, Cirujano Dentista “A”.

Además de Jazmín Flores Gómez, Auxiliar de Enfermería “A”, Sara Olivia Valle Juárez, Enfermera General Titulada “B”, Rosmilda Mendizábal Gutiérrez, Auxiliar de Enfermería “A”.

También recuperaron su plaza, Adriana Morales Ruiz, Auxiliar de Enfermería “A”, Heidi Azucena Obispo Mata, Médico General, y Amelia Lucas Contreras, Auxiliar de Enfermería “A”.

Aunque no hay fecha para que se les entreguen las plazas, la dirigencia sindical confía que después de los 40 días hábiles que tienen que pasar para que se les den respuesta, podrían estar integrándose a laborar para el mes de marzo de 2020.

A los 11 trabajadores que serán reinstalados recibirán el servicio de salud en el IMSS y no en el Issstep, como originalmente tienen derechos el personal que labora para el gobierno del estado.

El amparo

Tras los despidos, con protección de su sindicato, se inició un juicio de amparo directo número 487/2019 fue promovido por el dirigente sindical en Puebla, Damián Córdova Ortega.

El mismo fue contra del laudo dictado por la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje local.

En entrevista, Córdova Ortega, detalló que se interpusieron cuatro bloques de amparos, cada uno de 20 juicios, para reclamar a la Secretaría de Salud se les reconozca al mismo número de trabajadores su antigüedad laboral.

“La Secretaría no debería exponerse a juicios laborales, donde tendrán no sólo que pagar los salarios caídos cuando un trabajador no produjo, sino también los daños causados”, señaló.

Por lo tanto, en los próximos días se interpondrá un quinto bloque de demandas contra la Secretaría de Salud, y ya trabajan en un sexto juicio en beneficio de al menos 120 trabajadores.

“Tenemos alrededor de 80 demandas de reconocimiento de antigüedad, para todos los derechos que marca la Ley Federal del Trabajo”, precisó.

De esta manera, aclaró que mantiene diálogo con el Departamento de Recursos Humanos para que se reinstalen a tres trabajadores que despidieron con el inicio de la nueva administración, quienes tienen cuatro años de antigüedad como contrato.

Indicó que se evitarían el litigio que se llevaría varios meses y que tiene todos los elementos jurídicos para ganarlo.

“El juzgado está dando 40 días a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para que anexe un término que no consideraron, que es la nivelación de los sueltos de los trabajadores de contrato”, explicó.

De esta manera, las autoridades ordenaron que a los despedidos les reconozcan todo, como la seguridad social, menos el pago de nivelación salarial.

En tanto, el Colegiado le ordena a la Junta que tiene que anexar un laudo para que cause ejecutoria.