Habrá una restructuración en la SSC, anuncia Barbosa

En el decreto en el cual el Poder Ejecutivo del Estado asume el mando de la seguridad pública del municipio de Puebla, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dio a conocer que se designó a Carla Morales como delegada en funciones de la seguridad pública de Puebla y –dijo- Lourdes Rosales –quien se desempeña como secretaria de Seguridad Ciudadana del municipio poblano- no jugará ningún papel en esta reestructura porque no será parte de la misma.

Aseguró que el gobierno estatal ha hecho varios operativos, desmantelado bandas, disminuido los índices de delincuencia en la capital, sin la colaboración de la policía municipal.

Recordó que hay 84 elementos policiacos de Puebla que no han pasado sus exámenes de confianza, por diferentes razones, muchas de ellas por uso de droga, por vínculos con la delincuencia. 11 veces han sido requeridos para que se les dé de baja  y ya se le dio vista a la Fiscalía Anticorrupción e inicie la carpeta correspondiente.

Destacó que no diría nombres de los mandos involucrados, pero cuenta con toda la información, “toda la información del funcionamiento de giros negros, de una estructura paralela que cobra los giros negros, a quienes le entregan cuentas” Algunos ya hasta están amparados desde el pasado domingo, dijo.

Tras el decreto, aclaró que se designó a Carla Morales como delegada en funciones de la seguridad pública de Puebla.

A pregunta expresa de con la nueva reestructura en seguridad pública que papel jugara Lourdes Rosales, Barbosa contestó que ninguna porque no será parte.

Finalmente, dijo que Lourdes Rosales y la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco son quienes están evitando la baja de los uniformados municipales.