Karina Pérez Popoca ponen el ejemplo y dona su sueldo a grupos vulnerables

La alcaldesa de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca, y algunos funcionarios donarán su sueldo de abril al 100% a los más pobres, además de arrancar una campaña de concientización.

Con una campaña a pie casa por casa encabezada por la alcaldesa sanandreseña, se busca concientizar a la población del grave peligro que hay con el coronavirus.

En entrevista telefónica a Mediatik Noticias, informó de la entrega de 10 mil kits sanitarios a los ciudadanos para hacer frente la contingencia.

Además, reveló que junto con algunos funcionarios del ayuntamiento sanandreseño, están haciendo una especie de fideicomiso para donar sus sueldos de manera voluntaria a la gente más pobre.

Pérez Popoca señaló que en su caso, va a donar su sueldo de abril al 100 por ciento, para repartirlo entre algunas familias de escasos recursos que se quedarán sin trabajo este mes por lo menos.

Detalló que se colocarán más de cien lonas con los datos para evitar la propagación del covid-19`por todos los puntos del municipio, además de la entrega de más de 10 mil kits que comprende de gel antibacterial y cubrebocas con un volante informativo.

“Muchos no están tomando las cosas con las debidas precauciones, por lo que hacemos las recomendaciones para evitar el contacto entre ciudadanos para evitar una propagación”, señaló.

“No sabemos qué es lo que se tenga que vivir en las próximas semanas, estamos teniendo un mecanismo para prever las afectaciones por el cierre de establecimientos y de que las familias tendrán que dejar de laborar”, dijo.

Explicó que las donaciones de los funcionarios de primer nivel serán voluntarias y se harán llegar a gente que por ejemplo vende dulces a las afueras de las escuelas, que viven al día y que ya no lo podrán hacer.

“Son personas mayores de 65 años, me fue a ver la señora que vende afuera de presidencia para que la deje vender, le dije que no puedo porque ella reúne las características de personas con mayor riesgo y debe estar en su casa, pero me dijo sino vendo no como, vivo de esto”.

“Le dije que la íbamos a ayudar por parte del DIF, se puso a llorar, pero le dije que la ciudadanía no va a entender y si la ven vendiendo van a decir que soy una irresponsable, que no me preocupo por la salud de la gente.

“Pero es un tema de humanidad y es el momento de demostrar que nos podemos solidarizar con los vecinos que tienen una situación complicada”, finalizó Karina Pérez Popoca.