La Fiscalía sigue sin resolver el caso de Héctor Ánimas

0
57

Héctor Ánimas Marín, estudiante de segundo grado de primaria en la escuela Oficial Benito Juárez, fue víctima de bullying por uno de sus compañeros del mismo colegio, la agresión ocurrió dentro del las instalaciones de la escuela, en la clase de educación física. La versión de los profesores es que ambos niños estaba jugando y tuvieron un choque de cabeza.

No obstante, los docentes no presenciaron los hechos, ya que ni el maestro de educación física Israel Vázquez Mendoza estuvo presente, los compañeros de Héctor afirman que el hecho ocurrió mientras estaban jugando y el niño Jony fue quien provocó que cayera y tuviera una herida en la cabeza en la parte derecha .

Héctor, al no poder incorporarse es llevado en brazos hasta la dirección, por el profesor de educación física, posteriormente la maestra Ortega Ríos le pregunta al agraviado que fue lo que había ocurrido, él responde que fue Jony quien lo había empujado, sin embargo la profesora insistió en que fue él mismo quien había provocado la caída, aunque, la conserje del colegio logró apreciar lo que había ocurrido.

Después de que la madre es notificada por los docentes se presenta en la escuela, y es ella quien solicita una ambulancia para el traslado de su hijo, en el transcurso Héctor presenta síntomas graves, y es instalado en urgencias, donde se le realiza una operación.

La operación se efectuó el 20 de julio, el mismo día de la agresión, a las tres de la tarde el doctor García Nieva anunció que se encontraba en estado crítico. Al segundo día se le informa a los padres que se disminuirán los sedantes, y se le aplica un encefalograma, en el que se diagnostica muerte cerebral.

Los padres, Josué Ánimas y María Guadalupe Marín, realizaron la denuncia ante la fiscalía de Puebla, el número de carpeta de investigación es 9934 en contra de quien resulte responsable. La Fiscalía y la Secretaría de Educación Pública no han entregado un respuesta concreta a los padres, señalaron.

La Fiscalía no ha realizado las investigaciones pertinentes para resolver el caso después de un mes y la Secretaría de Educación, únicamente han solicitado documentos para hacer efectiva la denuncia, han sido tres citatorios que se le han enviado a los padres, no obstante en ellos solicitan de nuevo las documentación sin entregar alguna respuesta segura concreta a los padres.