La pandemia en las redes sociales

Ocurre cuando hay mundial de fútbol. Todos somos técnicos y tenemos la mejor estrategia para que gane el equipo al que estamos mirando en el televisor, mientras tomamos nuestra cerveza favorita; por lo cual los años de experiencia del técnico real al frente de esa escuadra, pasa a segundo término.

Cuando se aproxima la entrega de los premios Oscar; ocurre exactamente lo mismo. Nos convertimos en directores, productores, guionistas, actores y actrices. Entonces la academia y su experiencia que se vayan al diablo; nosotros sabemos más.

Sin embargo ninguno de estos casos tiene repercusiones letales, como ocurre ahora con el coronavirus.

El beneficio de las redes sociales, que permitió el acceso a nuevos canales de información y opinión; nos está jugando una mala pasada para enfrentar la pandemia.

Hoy cualquiera opina con la autoridad de un alergólogo, inmunólogo o economista.

¡China ganó la guerra!;  publica cualquier hijo de vecina; y entonces esa versión (y otras igual de disparatadas y sin ningún sustento), se replican y se vuelven verdades entre quienes por flojera o desinterés,  se niegan a leer y escuchar las razones de científicos que por años han estudiado y combatido virus.

Hoy en México nos enfrentamos a un escenario más grave que la misma pandemia; la indiferencia y los rumores.

Seguramente conoces a alguien que te ha dicho “es una farsa”, “es un invento de los medios”, “lo hacen para justificar la crisis económica que viene”…” a ver… den nombre de los muertos”….

Como respuesta a estas “sesudas” deducciones; países como Italia están rozando los 5 mil 500 muertos y España los mil 900.

La economía mexicana no está como para detenerse, eso es real. Hay familias que no pueden cerrar sus negocios o dejar de ir a trabajar, porque viven al día; todavía más cierto. Pero aún dentro de estas circunstancias, hagamos lo posible por seguir recomendaciones de higiene, como mínimo.

Los medios de comunicación no inventamos virus. Tampoco nos ha pagado China para decir “su verdad”. Sólo cumplimos con nuestra labor de informar, de prevenir un problema serio que se nos viene encima.

Por tu familia, tómalo en serio. Busca información verídica y atiende recomendaciones de las autoridades en materia de salud.