Lastiri y López Arroyo duermen tranquilos

Ex funcionarios poblanos que laboraron en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se dicen tranquilos tras la detención de Rosario Robles Berlanga, al asegurar que no tenían acceso a los movimientos financieros.

En sendas entrevistas a Mediatik, Juan Carlos Lastiri Quirós y Juan Manuel López Arroyo, coincidieron en señalar que hay tranquilidad al no haber manejado recursos.

Al respecto de la aprehensión, el ex subsecretario de Sedatu, Lastiri Quirós, indicó que no puede hacer comentarios sobre el tema de la aprehensión de su ex jefa Rosario Robles, al haber una investigación al respecto.

Por su parte, el ex delegado de Sedatu en Puebla, López Arroyo, aseguró que en Puebla no hubo manejo de recursos, ni convenios con universidades, que es lo que investigan las actuales autoridades federales.

La ex titular de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, fue detenida luego de las acusaciones en su contra de parte de la Fiscalía General de la República (FGR) en la llamada Estafa Maestra.

La aprehensión es por un posible fraude de más de cinco mil millones de pesos, de programas de la dependencia en el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto.

Sin vinculación

En las revisiones de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) por la que está siendo procesada, Rosario Robles, no está vinculada la subsecretaría que tuvo a cargo el poblano Juan Carlos Lastiri.

Fuentes de la FGR, afirmaron que los señalamientos de la ASF no inmiscuyen a las subsecretarías de la dependencia, sino solamente a la oficina central.

Incluso, señalan que dichas subsecretarías les fue retirada la facultad de manejar recursos, lo que fue publicado en el Periódico Oficial de la Federación.

Por lo tanto, hasta el momento las investigaciones de la FGR no han derivado en las operaciones hechas desde Puebla, aunque las indagatorias continúan en la ruta del dinero, señalaron las mismas fuentes.

En calma y deslinde

El ex subsecretario de Sedatu, Juan Carlos Lastiri Quirós, en entrevista telefónica desde Xicotepec de Juárez, señaló que esperará los tiempos jurídicos para hacer los señalamientos y no entorpecer las indagatorias.

Mientras tanto, aseguró a este medio de comunicación, que está tranquilo, trabajando desde la sierra norte en otros temas no políticos.

-¿Está tranquilo?

-Sí, sí, yo ando chambeando en mis cosas, me tengo que mantener ahorita, tengo que ir al rancho a hacer lo que siempre he hecho.

“En este momento está el proceso abierto, una declaración de mi parte estaría siendo imprudente para las partes, tanto para la defensa, como la Fiscalía”, señaló.

“Una vez que pasen los términos, evidentemente voy a hacer unas puntualizaciones, pero en este momento no es prudente ni legalmente conveniente”, comentó el ex funcionario.

Por su parte, Juan Manuel López Arroyo, ex delegado de Sedatu en Puebla, aseveró que los movimientos solo son aplicables a la oficina central de la dependencia federal.

Señaló que en su oficina no hubo jamás uno de los presuntos convenios irregulares que señalan en la Estafa Maestra.

“Todos fueron convenios con universidades, pero ninguno en Puebla, hasta donde tengo entendido. En el tiempo que estuve no hubo ningún convenio que implicara recursos”, aseveró.

-¿Hay tranquilidad, no hay ningún problema en Puebla?

-No, en Puebla no, como comentaba son decisiones de oficinas centrales que no implicaban a las delegaciones.

-¿Cómo ve la situación es política o hay algo fuerte?

-Mira, prefiero decir que las cosas sigan su marcha y que jurídicamente solamente se aplique lo que corresponda, no puedo decir más ni a favor ni en contra.

El rosario de Rosario

La ex titular de Sedatu, Rosario Robles Berlanga fue vinculada a proceso por ejercicio indebido del servicio público.

Hace unos días se le dictó prisión preventiva justificada, por irregularidades detectadas por más de 5 mil millones de pesos, en la llamada Estafa Maestra.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), la exfuncionaria supo que sus colaboradores asignaron de forma irregular decenas de contratos a universidades y empresas “fantasma”.
La Estafa Maestra es el nombre de una investigación periodística realizada por el portal de noticias Animal Político y la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), basada en datos de la ASF.

Además la presunción del desvío de recursos mediante universidades públicas fue hecha por la ASF desde, al menos, 2010.

Diversos medios de comunicación como Excélsior, HuffPost, Eje Central y Proceso, publicaron de 2013 a 2015 distintas notas que documentaron presuntos desfalcos en universidades mediante la revisión de cuentas públicas de las mismas.

En este contexto y apoyado en los reportes de la ASF, Proceso documentó un presunto desfalco en el programa Cruzada contra el hambre de la Sedesol.

Así se documentaron presuntas  irregularidades en la asignación de contratos para servicios diversos en al menos once dependencias públicas.
Además de Sedesol, en la supuesta red de corrupción estrían involucradas la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el Banco Nacional de Obras y Petróleos Mexicanos (Pemex) entre otras.

Al ordenar la prisión preventiva contra Robles, el juez estableció un plazo de dos meses a la FGR para completar la investigación y presentar más pruebas al caso, por lo que la ex funcionaria del gobierno de Enrique Peña Nieto, seguirá en prisión.

LA UAP se salvó

Incluso, el rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Alfonso Esparza Ortiz, confirmó que hubo una propuesta para participar en proyectos de la Sedesol y de la Sedatu que ahora están involucrados en el polémico caso de corrupción “La Estafa Maestra”.

Sin embargo, decidió declinar al proyecto porque no cumplía con las normas de uso financiero.

Esparza Ortiz,  en entrevista en el programa de radio Ultra Noticias, reconoció que Rosario Robles presentó un proyecto para la UAP durante la pasada administración federal.

Sin dar detalles, explicó que la máxima casa de estudios no pudo participar porque la propuesta no era compatible con las reglas que pide la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en materia de aplicación de recursos.