Miles corean al unísono: “¡Barbosa gobernador!”

Música, mariachi, furor, miles de simpatizantes, pintaron de vino la Plaza de la Victoria de Puebla, para dar un cierre de campaña multitudinario de Luis Miguel Barbosa.

Dónde fuera el centro neurálgico de celebraciones del desaparecido morenovallismo, ahora fue el escenario para apapachar al candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al gobierno de Puebla.

Las calles circundantes se encontraban congestionadas, pero nadie de molestó, ya que todos llevaban el objetivo de arribar a la Plaza para recibir vitorear a Miguel Barbosa.

La multitud fue aprovechada por vendedores ambulantes que rodearon la zona ofertando diversos artículos de Morena, entre ellos chalecos, peluches que oscilaban entre los 100 y 150 pesos, mientras que las playeras se comercializaban 200.

Los aplausos interrumpieron la música y entre porras fue recibido el candidato Miguel Barbosa Huerta, acompañado de varios figuras políticas, senadores, diputados, y la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky.

“¡Barbosa gobernador!”, “¡Miguel, Miguel que tiene Miguel que la mafia del poder no puede con él!”, fueron los gritos de batalla que respaldarlo al abanderado de Morena, quien aseguró que combatirá la corrupción desde la administración pública que por años prevaleció en los gobiernos morenovallistas.

En su mensaje, Barbosa Huerta agradeció a los presentes por haber acudido a su llamado a la reconciliación que hizo a principios de su campaña y les garantizó que con su apoyo logrará la “Cuarta Transformación” en todos los rincones de la entidad.

Aseguró que trabajará de manera coordinada con los gobiernos municipales y la federación para reforzar la seguridad con la implementación de la Guardia Nacional y La Marina a fin de reducir los índices de violencia en la entidad y que la paz y la tranquilidad regrese a la entidad poblana.