“Nos faltó tiempo para detener a cabecillas criminales que operan en triángulo rojo”

“Tiempo” fue lo que nos faltó para detener a líderes criminales que controlan el robo de combustible en Puebla, afirmó el secretario de Seguridad Púbica, Jesús Morales Rodríguez, al sostener que en los 22 meses decomisaron más de 9 millones de hidrocarburo, mil personas detenidas, la clausura de 2 mil 800 tomas clandestinas y la desarticulación 504 bandas.

Al sostener que el gobernador José Antonio Gali Fayad enfrentó y afrontó de frente el problema del robo de hidrocarburo en Puebla, además de los daños colaterales como son el saqueo a trenes y robo de unidades con mercancía, Jesús Morales, reconoció que les faltó tiempo para poder detener a los cabecillas.

Entre los líderes de las bandas delictivas que el gobierno del estado y los grupos de inteligencia de la federación y el Ejército Mexicano tienen identificados se encuentra Alberto de los Santos de Jesús (a) El Bukanas; Antonio Martínez Fuentes, (a) “EL Toñín”, Oscar García Téllez (a) El Loco Téllez” y Areli Pérez Juan, (a) “La Negra”, principales operadores que controlan el robo de combustible en toda la franja del huachicol desde el Poniente de Puebla hasta los límites con Veracruz.

Estos cabecillas no han sido detenidos, pese a los trabajos de inteligencia e intervención de la autoridades federales como la Secretaría de Marina Armada de México, el Ejército Mexicano, la Policía Federal, y los cuerpos de Seguridad Pública del Estado y los municipios que han trabajado para intentar capturarlos, debido a que son los responsables de los generadores de violencia en Puebla.

Jesús Morales dijo que esta problemática los llevo a diseñar e implementar estrategias de coordinación entre los tres órdenes de gobierno, y actualmente dejan al gobierno entrante, tanto el que encabeza Andrés Manuel López Obrador, el federal, como en el estado de Puebla, con Martha Erika Alonso, una agenda de riesgos.