Paisano, primero en la mira

Todo parece indicar, como se lo adelantamos hace mucho, que Leoncio Paisano Arias se convertirá pronto en el primer emblema del combate a la corrupción en Puebla.

La entrega anterior, le comentamos como el mismo gobernador Miguel Barbosa, en visita por San Andrés Cholula, lanzó la sentencia:

“Ese ex gobernante municipal, daño mucho a este gran lugar, ese ex gobernante municipal tiene que rendir cuentas a la ley”.

Una semana después, la alcaldesa Karina Pérez Popoca, no solo se presentó ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para levantar la denuncia, sino también ante el Congreso.
Pareciera que hubo luz verde.

Se dice que son más de cien millones de pesos que tiene pendientes Paisano Arias o que presuntamente desvió.
Pero sólo se habla de su último año al frente de la comuna.

Además el ex edil sanandreseño no sería el único de la lista de aquel ayuntamiento que fungió de 4 años 8 meses.
Se habla que la lista de ex funcionarios que incurrieron en anomalías que podrían ser delitos penales, llegaría a más de 20 personas.

A inicios de 2018, cuando Karina Pérez, pretendía ser la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), nos reveló en una entrevista que iba por Paisano.

-¿Harías una revisión a la administración de Leoncio Paisano (entonces presidente municipal de San Andrés Cholula) lo meterías a la cárcel?

-Todo tiene que caer por su propio peso, por obvias razones en caso de llegar tienes que hacer una revisión de cómo están o cómo estaban funcionando las cosas y si algo se tiene que corregir si, algo se tiene que aclarar o si algo se tiene que denunciar, por ética y moralmente, es lo correcto.

“No es una cuestión de tentarnos el corazón, es una cuestión de justicia, al final del día, la justicia estado tan degenerada que el ciudadano ha dejado de confiar en ella”, expresó antes de ser siquiera candidata.

En este espacio se lo comentamos hace mucho tiempo: Lo peor que le pudo pasar a Paisano, fue la llegada de Karina.

La alcaldesa fue perseguida política de Leoncio Paisano, por órdenes de Rafael Moreno Valle.

Incluso se tuvo que esconder por más de seis meses por la orden de aprehensión que pesaba sobre ella.

Fueron muchas lágrimas, temor e impotencia, así como la separación de su familia, lo que sufrió Karina Pérez y un amplio grupo de activistas.

Todo por el plantón del ayuntamiento en octubre de 2014, en el que fueron aprehendidos Adán y su hijo Paúl Xicale, padre y hermano de Josué, ahora síndico.

Ahora, el tiempo ha pasado y las cuentas se están aclarando.

Como lo dijo la misma alcaldesa: Los carniceros de hoy, serán las reses de mañana.

Tiempo al tiempo.

La confianza de la 4T

La llamada “Mañanera” de Andrés Manuel López Obrador, la semana pasada en Puebla, dejó algo que impresionó a más de dos de los presentes:

Al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, en realidad no lo cuidan mucho; no lo quieren cuidar tanto o él mismo pide no ser protegido.

Y es que para acreditarse como prensa al evento de las 7 de la mañana en la XXV Zona Militar, solo se tenía que enviar unos datos a determinada página de internet de la Presidencia.

Toda la logística fue manejada por la misma oficina presidencial.

Los reporteros fuimos citados a las 4.30 para ser llevados en autobuses a los terrenos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), exactamente en la Escuela de Sargentos.

Pero para subir a los camiones no hubo un solo filtro.

Quien llegaba podía subir al autobús sin restricción de ninguna índole, ni siquiera nadie de la federación verificó los nombres de los supuestamente acreditados por internet.

Una vez en la zona militar, luego de ofrecer un desayuno muy mañanero de 5.30 de la mañana, finalmente abrieron las puertas del auditorio de la Escuela de Sargentos.

Pero para ingresar tampoco hubo restricción alguna.

Atrás quedaron los tiempos de los arcos detectores de metales.

Atrás quedaron los manoseos.

Todos pudieron entrar sin mayor problema.

Tanta confianza, da miedo, dijeron más de dos.