“Sstema de readaptación social, con enormes deficiencias”

Actualmente, el gobierno estatal se enfrenta a un sistema de readaptación social con enormes deficiencias, hacinamiento y sobre población, pues el último penal que se construyó en la entidad poblana fue en la administración de Melquiades Morales Flores -1999-2005-, reveló el secretario de Gobernación estatal, Fernando Manzanilla Prieto.
Explicó que el problema de los Centro de Readaptación Social (Ceresos) es que no se les ha invertido en los últimos años, y estos sufrieron un enorme deterioro.

“Si no recuerdo mal, el último penal que se construyó fue en la época de Melquiades Morales, desde entonces no habido nuevas inversiones, entonces a que nos enfrentamos a ahora con un sistema de readaptación social con enormes deficiencias, con hacinamiento, con sobre población”, señaló.

Por ello, destacó que el gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta ha definido nuevas inversiones para crear nuevos y para que tengan mejores condiciones los existentes.