Agua de Puebla, entre crisis, cortes y descuentos

Ante una crisis financiera interna, la concesionaria inició una estrategia para lograr recursos con supuestos descuentos a usuarios, pero también cortes a establecimientos, entre ellos un hospital.

La concesionaria Agua de Puebla para Todos inició una envestida para allegarse de recursos en plena pandemia, que incluyen supuestos descuentos en los pagos y cortes del servicio a establecimientos, que incluyó un hospital.

Como parte de su estrategia, la empresa que pertenece a Concesiones Integrales S.A. de C.V. anunció que haría descuentos a usuarios, que provocaron tumultos en sus distintas oficinas, donde no se guardó la sana distancia. El riesgo de los usuarios se debió a que colapsó el sistema de pago en Internet.

Fuentes periodísticas al interior de la empresa privada, señalaron que se vive una crisis financiera a raíz de la contingencia sanitaria por Covid-19, al no recibir pagos de usuarios, por lo que montaron la estrategia señalada para recuperar recursos.

La queja

Omar Jiménez, integrante de la Asamblea Social del Agua (ASA) acusó que la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Puebla ha guardado silencio ante los cortes.

Además, el activista afirmó que los descuentos son un engaño a cada uno de los usuarios, al informar que han documentado como los trabajadores de Agua de Puebla les aumentan los adeudos a los usuarios sin mayor explicación, y ya después mienten que hacen un descuento pírrico.

Agua de Puebla para Todos, había anunciado que no cobraría los meses de mayo, junio y julio a usuarios ante la pandemia, ni tampoco haría cortes del servicio a uso doméstico.

Antes de que iniciará la contingencia por el Covid-19, la concesionaria obtuvo, del pago anual anticipado 2020, un monto total de 308 millones 273 mil 389 pesos, según la respuesta a la solicitud de información 00025220.

A lo largo de sus primeros cuatro años de servicio, la concesionaria ha aplicado más de 45 mil cortes del suministro de agua, según información oficial del Sistema Operador de Agua Potable (Soapap) organismo que lo vigila.

El engaño

Omar Jiménez, representante de la ASA, explicó que los descuentos son un engaño. Afirmó que en Agua de Puebla están preocupados porque la gente no está pagando, ya que hay otras prioridades, como el comer.

Mencionó que Marisol Aguilar Sánchez, quien es la directora comercial de la concesionaria, buscó a presidentes de colonias de la capital del estado, para pedirles promoción para que los usuarios pagaran sus adeudos correspondientes.

“Algunos presidentes son afines por diversos favores que les hacen, mientras que otros no aceptaron”, dijo.

“Debas lo que debas regulariza tu deuda, es la promoción, pero con letras chiquitas señalan que el descuento es solo para uso doméstico y no aplica para usuarios que gocen de beneficio adicional, como la gente de la tercera edad, por ejemplo”, explicó.

“Son parte de las condiciones que impuso el área comercial, porque el beneficio no es para todos. Es una mentira, fraude y engaño más de la concesionaria, porque los directivos son de doble moral, te dicen un día algo y al otro día otra cosa, ya lo sabemos”, insistió el activista.

Explicó que cada fin de mes se hace un corte de caja y si no se llega a la meta de cobro se montan estrategias para obtenerlo, “el negocio es enriquecerse, no les interesa la calidad del agua, ni invertir en un mejor servicio”, afirmó.

“El pago anual anticipado iba a tener un descuento, pero documentamos que un maestro de la UAP, llegó con un adeudo de 17 mil pesos, pero le dicen que son 13 mil 200 con y el supuesto 50% de descuento, porque así lo indicaba el sistema”, dijo al señalar que así operan para no hacer los descuentos.

Recordó que a finales de marzo, Agua de Puebla ofreció beneficiar a la iniciativa privada, afirmando que iba a condonar tres meses por la contingencia sanitaria, dirigido a restaurantes, bares, entre otros.

Hicieron faramalla, pero la pandemia se ha alargado, era risible que cobrara cuando hay negocios quebrados y algunos están en vías de cierres.

Hace unos días la empresa afirma que haría descuentos este fin de semana, pero realmente los usuarios llegar por el supuesto beneficio sin ninguna información de sus adeudos al no entregar mensualmente los estados de cuenta.

Por lo tanto, señaló que al llegar las personas a las instalaciones de la concesionaria, es embaucada con cifras no reales e infladas, para realmente no hacer los descuentos.

Están cobrando los meses que prometió otorgar en apoyo a la economía, “saben que va a pasar con esa gente que ya pasó, que les volverán a cobrar en agosto en adelante, y se los puedo garantizar”.

El riesgo de contagio

Este sábado, sin ninguna estrategia de sana distancia de parte de la empresa, se presentaron enormes finas y tumultos en sus distintas oficinas de Agua de Puebla para Todos por toda la ciudad.

Por ejemplo, en Amalucan, Pase Bravo, Plaza San Pedro, San Manuel, entre otros, fue impresionante ver a la gente haciendo las filas, sin que nadie los coordinara, muy pocos con cubrebocas.

Omar Jiménez, afirmó que la página de Agua de Puebla no sirve y la aplicación no aparece en PlayStore, en donde además no está anunciada la promoción, por eso hay que hacer las filas, una para verificar datos y otra para que se aplique la promoción.

“Inútil reclamar porque el sistema no lo acepta, pero eso sí aumenta el riesgo de contagio al hacer salir a la gente. Es un engaño más de Agua de Puebla”, afirmó.

Los cortes

La semana pasada, Agua de Puebla para Todos reinició los cortes de agua y drenaje, uno de ellos al hospital privado “Sanatorio Los Ángeles”, ubicado en la colonia Belisario Domínguez de la ciudad de Puebla.

Uno de los socios del nosocomio, el doctor Raymundo Zarate, explicó que desde el 2015 empezó el calvario, ya que primero hizo un acuerdo por adeudo de pago, pero después detectó un exceso de cobro en los recibos.

Debido a que no tuvo respuesta, presentó una demanda de amparo; la primera de varios juicios.

Por todo lo anterior, el médico dio a conocer que se promoverá un nuevo juicio de amparo, con este ya es el cuarto que interpone.

Asimismo se cortó el servicio al restaurante Tagers, ubicado en 5 sur 4910, por un supuesto adeudo de 850 mil pesos.

Los dueños señalan que estuvo cerrado el establecimiento durante unas semanas como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y no hubo ninguna consideración.