Al anunciar que no irá por la reelección, Nora Escamilla afirmó que Morena está secuestrada


El tiempo dará la razón, los procedimientos del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) son carentes de transparencia y certeza, así como apego a la definición de los mejores cuadros para las elecciones del 6 de junio.

Así lo aseveró en videoconferencia la presidenta del Congreso de Puebla, Nora Escamilla, al mismo tiempo de señalar que el desempeño de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, fue malo.

Dijo que en estos más de dos años se le ha catalogado como la peor presidenta no de Puebla, sino del país.

Señaló que el partido Morena está secuestrado por intereses muy distintos a los de la Cuarta Transformación, lo que afectará finalmente este proyecto.


Recordó que a diferencia de la alcaldesa con licencia, en su caso no busca la reelección, sino solo tiene el compromiso de hacer un buen trabajo al frente del Congreso de Puebla, el que es histórico al ser la primera mujer en hacerlo.

“Mi prioridad es mantener los trabajos del Congreso del Estado, la gobernabilidad, los temas políticos se deben de quedar en la cancha de las campañas y lo legislativo siga trabajando desde el Congreso”, sostuvo.