BUAP y el Sendero Seguro

Quien ya ha iniciado con el pie derecho es la rectora de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Lilia Cedillo Ramírez, quien sostendrá próximamente una reunión con el presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez. 

Mientras tanto, ya se vieron las caras en el inicio del festival de mole de cadera en Tehuacán, donde además de saludarse acordaron reunirse pronto con planes en conjunto. 

Incluso se sabe que algunos de estos planes serán en torno al fortalecimiento de la seguridad, con el programa “Sendero Seguro” en los campus de la BUAP, ante el inminente regreso a clases presenciales, tal vez en 2022. 

La rectora estuvo como pez en el agua en Tehuacán, donde la mencionó el gobernador Miguel Barbosa, lo que habla de las buenas relaciones que han emprendido. 

Así como con Eduardo Rivera, la doctora también empezará reuniones con los distintos alcaldes donde hay complejos o campus regionales, tanto al norte, mixteca, Sur, nororiente y centro del estado de Puebla. 

Tiempo al tiempo. 

La delegada
En Cuautlancingo, ya se menciona o trascendió que la ahora ex presidenta municipal, Guadalupe Daniel, será nombrada como delegada de la Secretaría de Gobernación estatal.
De este modo, seguiría en la mira política de la zona, si es que aterriza el nombramiento. 

El pendiente 

Uno de los pendientes tanto del Congreso estatal, como del nuevo ayuntamiento, será la regulación de la forma de operar de Agua de Puebla para Todos, la que sin ningún compromiso más que del dinero, maneja las tarifas a conveniencia, aunque diga que la hackearon. 

Se ve lejos que le quiten la concesión, pero al menos que sea regulada y vigilada para que realmente beneficie a los poblanos es el clamor, lo que no ha hecho desde que llegó en 2014.  

Los ediles 

Desde la semana pasada dejaron sus cargos 173 ahora expresidentes municipales, luego de que 44 sí lograron reelegirse. 

La duda que ahora se cierne en ellos, es cuántos de los ediles que salieron, veremos en graves problemas próximamente, que incluso los puedan llevar a prisión. 

Al menos ya se habla de una que trabajó aquí muy cerquita, ya se verá.  

Tiempo al tiempo.