Candidatura común PRI-PAN-PRD

Van por candidatura común.

Nada que presumir, cuando es común que estos tres partidos se metan el pie.

Ahora, dicen ir juntos, pero no revueltos. La presidenta del PAN anunció su lazo político-electoral este domingo, lo que marca una desesperación desmedida por buscar como sea llegar a la presidencia municipal de Puebla.

Quien encabezará está alianza común será presumiblemente, Eduardo Rivera Pérez, a quien deben tomar como un candidato competitivo, aunque no ganador.


Recordemos que Lalo lleva una elección ganada y una pérdida. Hoy la circunstancia es otra, veremos de qué es capaz esta alianza común.

No a la agresión, menos a la simulación

Completamente de acuerdo en que la agresión es reprobable sea contra quién sea y venga de quién venga.

Pero la simulación, nadie la perdona. Y en eso cayó la diputada del Partido Encuentro Solidario, Nay Salvatori.

Una presunta agresión en su contra, que se observa orquestada, preparada, vamos planeada, orilla a la legisladora del PES ha alejarse demasiado en el no mentir, del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Le añadiría: no engañar y no simular.

Lamentable.

Los Momox

Damián y Pepe Momox están siendo observados con lupa dentro y fuera del IMSS y del Partido Encuentro Solidario.

El primero de ellos, lucra con su presumible asesoría del sindicato, más señalado de corrupto -que encabeza, Sergio Herrera- y presume ser el próximo presidente municipal de San Pedro Cholula.

Ahora, utiliza la estructura del Sosapach para sus fines político-electorales.

El segundo, su hermano, Pepe Momox, quién saliera por piernas de la Secretaría General del Ayuntamiento de Tehuacán, derrama por los corredores políticos, que su hermano tiene amarrada la candidatura desde el CEN del PES.

Pobre Hugo Erick Flores y el PES, ahora sí literal, tan lejos de Dios y tan cerca de los Momox.

Qué bonita familia.

El inútil útil

Rodrigo Abdala el Delegado Federal de Bienestar en Puebla, se ha convertido en el inútil útil.

Me explico. En nadie más recaerá el fracaso del Plan de Vacunación contra el Covid-19 por el caos, la desorganización y la falta de organización para llevarla acabo por lo menos en Puebla, más que en Abdala.

Rodrigo Abdala sale poco, hace poco y lo que hace, lo ejecuta de una manera imperdonable.

Que le dé gracias a Manuel Bartlett, su defensor, que aún siga en la delegación de Bienestar Puebla, sin hacer nada, sin atinar a operar nada y cobrando eso sí, como si todo programa se aplicara de manera adecuada.