Cholula, entre grilla, covid-fake y despidos

Estos últimos días, la región de Cholula dio mucho de qué hablar. 

Ha empezado el hervidero político previo el proceso electoral que inicia el próximo mes de noviembre. 

Han empezado a destacar los protagonistas de la zona, desde los presidentes municipales, Karina Pérez Popoca, Luis Alberto Arriaga Lina, hasta el diputado local, José Juan Espinosa Torres, e incluso el líder del PT, Yayo Casas. 

Y esto apenas empieza. 



La foto y el despido 

Una fotografía en redes sociales desató revuelo en San Andrés Cholula, publicada por el empresario y coordinador municipal del Partido del Trabajo (PT), Eduardo García Casas, conocido como “Yayo Casas” 

La reunión que más pareciera fifí que petista, se dio en un penthouse de lujo de un edificio de la zona más adinerada de Puebla, Las Lomas. 

“Un Gusto sumar a los regidores roberto maxil y Sergio Quiroz al proyecto del PT” (sic) tuiteó. 

El que los concurrentes no contaran con cubrebocas es lo de menos. 

El tema de la reunión fue lo importante: Complotear contra la presidenta municipal Karina Pérez Popoca y evitar una posible reelección. 

No fue raro que entre los asistentes estuviera el regidor del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Sergio Quiroz, quien siempre ha estado metiéndole el pie a la alcaldesa. 

Lo sorpresivo fue la presencia del regidor teibolero, Roberto Maxil, quien cobró fama a principios de la actual administración municipal, cuando se publicó un vídeo disfrutando de un table dance. 

En aquel entonces, Karina Pérez, lo defendió a capa y espada. 

También estuvo presente el secretario de Fomento Económico, Hernán Reyes. 

Eso le costó la chamba. 

Este funcionario inmediatamente el lunes fue dado de baja de las filas del ayuntamiento, aunque unos ya vuelen y piensen que quiere buscar un cargo de elección popular. 

La realidad es otra. 

Fue lógica y necesaria su baja, sobre todo luego de que en dicha reunión se acordó ir contra la alcaldesa. 

¿Ya que confianza puede haber de tener al enemigo en casa? 

El peligro era inminente. 

Por eso se cortó de tajo. 

Posteriormente, Yayo tuiteó que le avisaron que su columna en el periódico Crónica, ya no saldría y culpó de la medida al gobernador Miguel Barbosa. 

Dijo que era parte de una estrategia estatal para encumbrar a Karina Pérez para la reelección. 

Después se arrepintió y borró el tuit. 

En tanto, trabaja para que el PT vaya sólo en caso que Morena busque la reelección. 

Para Yayo Casas no hay otro candidato que Yayo Casas. 

Y ha empezado a tratar de manipular gente con promesas de cargos y negocios. 

Tiempo al tiempo. 

El #CoviFake  

La semana pasada, el diputado local José Juan Espinosa Torres, nuevamente, se salió de sus cabales. 

Y es que no sólo gritoneó a dos diputadas videoconferencia de la sesión del Congreso estatal, cuando se trataba la disolución del ayuntamiento de Tehuacán. 

Después apareció hospitalizado. 

Desde un cuarto del Hospital Puebla, también gritoneó a diestra y siniestra, con su celular conectado a la sesión. 

Lo grave es que también les tocaron los gritos de energúmeno a los médicos, enfermeras y personal administrativo del nosocomio privado.  

El ex presidente municipal de San Pedro Cholula, exigió a gritos que no sólo le hicieran la prueba para detectar covid-19, sino que la misma saliera positiva. 

Los médicos obviamente se negaron a hacérsela, sobre todo porque no tenía los síntomas que genera la enfermedad del coronavirus SARS-CoV-2. 

Entre alaridos y órdenes les gritaba que tenía que salir positiva. 

Hasta en un complot médico seguramente pensó. 

¿Será que ya siente pasos en la azotea y anda buscando enfermarse, sobre todo porque ya no existe fuero? 

Y es que dicen que las cuentas no le salen. 

Tiempo al tiempo. 

La apuesta 

También ha iniciado una disputa entre los ayuntamientos de San Andrés y San Pedro Cholula, por el ex hospital psiquiátrico de Cholula, ahora Museo Regional. 

Los ediles Karina Pérez y Luis Alberto Arriaga tienen sus argumentos. 

Por lo tanto, aseguran que está en su territorio y por ende deben de manejarlo. 

Hagan sus apuestas.