¡Ciudades fantasmas! ( Aquí y allá)

El temor a la pandemia de Covid- 19 que ha contagiado en el mundo entero a más de 17 millones personas, con decesos de más de 667 mil, cifras arrojadas por la universidad de Johns Hopkins; números que ha dejado casi desiertas las ciudades y capitales del planeta.

Y todos los gobiernos están contra la pared, el virus invisible sigue avanzando dia con día, sin que las autoridades de salud logren cortar la cadena de contagios.

Como consecuencia la economía a nivel mundial empieza a contaminarse de manera alarmante, cayendo en una agonía dramática, a punto de morir por la falta de circulante.

Las contradicciones y declaraciones de los secretarios de salud, tanto en MÉXICO como en Estados Unidos no están en sintonía con el actuar de los presidentes de ambos países.

Y como tirando patadas al viento, y sin ninguna estrategia de prevención, sólo se dedican a dar estadísticas, que minuto a minuto, día tras día, las cifras fluctúan, sin lograr cortar la cadena de contagios, para dar esperanza a empresarios y comerciantes de poder reactivar la economía.

Y los presidentes y gobernadores que gobiernan actualmente, les toca mentir en las cifras, ya que se están enfrentando a un enemigo desconocido, y que muchos de ellos politizan el problema, cuando en estos días, la única verdadera solución es la unidad mundial para buscar soluciones y poder derrotar al enemigo común, que no distingue pobres ni ricos, mucho menos colores de partidos.

¿Cuál sería la solución a tan enorme problema?

¿La unidad?

¿Dejar el protagonismo a un lado?

Y las autoridades en turno gobernar y apoyar a toda la sociedad que representan?
Sin duda que todos tendrán sus particulares puntos de vista!

Es tiempo de unir todas las ideas, y buscar las mejores soluciones, no solamente para tener una real estrategia de salud del ser humano, pero de la economía que está colapsando.

La sana distancia, el usar cubre bocas, el lavarse las manos, el desinfectar, creo, es mi particular opinión, son solamente medidas superficiales, esperando con ansias gobiernos y pueblo que salga la vacuna, que tampoco podríamos depositar toda nuestra confianza, que país, o , que personas serían los conejillos de Indias, dispuestos a probarlas, o a experimentar con ella.

Se dicen tantas cosas, la teoría de la conspiración, donde en realidad autoridades en turno solo reciben órdenes de un grupo (élite)de gente enferma de poder, y quienes gobiernan en realidad, y controlan la humanidad completa.

Y las verdaderas estrategias y plan de prevención de salud, de parte de los gobiernos poco se escucha, o , casi nada, nos estamos enfrentando a un enemigo poderoso, quien su fortaleza estriba en la invisibilidad, y en la poca defensa del ser humano para confrontarla.

Países como Rusia, con 20 millones de habitantes más que el país azteca, su volumen de contagios es de 855 mil y 13 mil 482 decesos mucho menos que el país azteca que ya alcanza los casi 45 mil defunciones,el estado de puebla , hasta el momento, se contabilizan 2,560 decesos y 20,778 casos, según declaraciones del actual gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

La isla de Cuba, con más del doble de habitantes que el estado de Puebla, cuenta con 2,597 contagiados y los muertos no llegan a las 90 personas fallecidas, algo anda mal, que las autoridades sanitarias en el país de México no están haciendo bien, mucho menos en el país del norte, pareciera que la vida de sus habitantes no les preocupara.

En este mundo actual caracterizado por enormes y profundas contradicciones, y en indiscutible crisis mundial, cabe preguntarse, ¿vale la pena unirnos todos los pueblos para salir con la victoria, en beneficio del ser humano?
Lo dejo a su reflexión amable lector.