Del regreso a clases y el semáforo naranja

Este lunes Puebla cambiará de rojo a naranja su semáforo epidemiológico. Aunque el gobierno federal ya lo había hecho el pasado viernes, Miguel Barbosa lo oficializará.

En un terreno donde todos son dudas, muchos poblanos aún cuestionan de la pertinencia de esta decisión. Creen más en que salir del color rojo, sea más una estrategia de reactivación económica, a una real disminución de contagios y muertos.

Como sea, esto ocurrirá tarde que temprano. Su aplazamiento no podrá durar más de una semana. El comportamiento social lo obliga, lo empuja, lo presiona.

Éste fin de semana volvimos a ver compras exhorbitantes, en centros comerciales y tiendas departamentales. Los 2X1, los 3X2; reventaron los comercios que “tiran la casa por la ventana” para deshacerse de los saldos guardados por la pandemia.

La reactivación económica tendrá sus resultados en materia de salud, la próxima semana. ¡Pero cuidado! . España, hoy paga las consecuencias de un desconfinamiento desordenado. Han vuelto a cerrar bares, y prohibieron reuniones de más de 10 personas. Los rebrotes tienen alarmadas a sus autoridades.

¡OJO!. No nos puede pasar lo mismo, porque no somos España. Ni contamos con su resistencia económica , ni tenemos un gobierno dispuesto a pagar las consecuencias políticas de obligar y sancionar.

Los resultados serían catastróficos para un sistema de salud, que no soporta más en lo económico ni en lo humano.

El tan odiado cubrebocas, y la tan ignorada sana distancia, serán nuestro seguro de vida. ¡CUIDADITO!

Vuelven a clases

Más de 200 mil estudiantes de la BUAP y algunas universidades particulares, vuelven a clases virtuales este lunes.

El panorama es también incierto, porque el sistema en línea, no ha mostrado que en México se iguale o supere una clase presencial.

La BUAP  se juega muchas cosas, porque tiene que demostrar que puede ofrecer educación a 17 mil alumnos, que ingresaron sin examen, a media superior.

¡Vaya pantalones de Alfonso Esparza! Que por cierto este domingo en redes sociales, subió un video muy esperanzador para la comunidad estudiantil.