Identifica SEGOB zonas de riesgo ante temporada de lluvias y ciclones tropicales

– La dependencia trabaja de manera coordinada con las autoridades municipales para alertar a la población, prever y mitigar riesgos de desastres en sus comunidades

Ante la presencia de la temporada de lluvias y ciclones tropicales, la Coordinación General de Protección Civil del Estado ha identificado las zonas más vulnerables de la entidad a posibles desastres, informó la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral, quien destacó que el gobierno estatal trabaja de manera permanente con las autoridades municipales para alertar a la población, prever y mitigar riesgos en sus comunidades.

Durante la conferencia matutina que encabeza el gobernador Miguel Barbosa Huerta, la titular de la SEGOB puntualizó que existen tres fenómenos climáticos que pueden presentarse en esta temporada de lluvias en Puebla: deslizamiento de laderas, que es la remoción de masa que se presenta principalmente en zonas montañosas; derrumbes, y encharcamientos e inundaciones ocasionados por lluvias torrenciales.

Precisó que 57 municipios de las sierras Norte, Nororiental y Negra, así como del Valle de Serdán están expuestos al primero de estos fenómenos; mientras que 21 de las mismas zonas podrían verse impactados por derrumbes, que consisten en el descenso pausado o de manera súbita de tierra conformada por rocas, suelo, vegetación y/o materiales artificiales.



Además, 104 localidades presentan posible riesgo de encharcamientos e inundaciones ocasionados por lluvias torrenciales, bloqueo de canales, drenaje, o desbordamiento de ríos o cuencas; la titular de SEGOB añadió que 67 comunidades son susceptibles a caída de granizo en valles Centrales, de Serdán, Tehuacán y Sierra Negra.

Ante estos hechos, Hill Mayoral exhortó a las y los poblanos a atender las recomendaciones y medidas emitidas por Protección Civil, tales como el resguardo de documentación oficial en bolsas de plástico, ubicar los refugios temporales más cercanos, no tirar basura, reforzar techos, puertas y objetos vulnerables de desprendimiento, así como no intentar cruzar ríos, arroyos o cuerpos de agua con cauce creciente.

Además, pidió a la sociedad en general mantenerse informada sobre las condiciones meteorológicas emitidas por las autoridades y medios oficiales, con el objetivo de crear conciencia entre la comunidad y permanecer alertas para prevenir riesgos mayores.