Inicia edil de Coronango obras educativas en escuelas de Misiones de San Francisco

A pesar de las dificultades en la que nos encontramos por la pandemia, a pesar de los recortes presupuestales, algo donde no vamos a escatimar y donde vamos a seguir destinando la mayor cantidad de recursos es en la educación, aseveró el presidente municipal de Coronango, Antonio Teutli, al iniciar obras en el jardín de niños y la primaria Jaime Sabines de Misiones de San Francisco.

Con una inversión superior a los 2.7 millones de pesos, el edil destacó que si queremos que Coronango crezca, se necesita formar a los próximos ciudadanos para tener mejores personas comprometidas en hacer el bien en beneficio del municipio.

“Seguimos trabajando en materia educativa, haciendo lo que como gobierno es nuestra responsabilidad y así cumplir el compromiso que asumimos con los ciudadanos. Una de las prioridades en la que todo gobierno debe invertir es en el rubro educativo y a pesar de que estamos en pandemia y que hay dificultades de salud y económicas, no podemos dejar de invertir en esta materia”.

Acompañado por la presidenta honorífica del DIF, Fidelia Cuautle Navarro; la directora honorífica de comunicación social, Barbara Pérez Coliente; la síndico municipal, María de los Ángeles Portillo Sandoval; la regidora Nazaria García Galindo y la directora de Obras Públicas, Claudia González Romero, Antonio Teutli recordó que recientemente se entregaron obras educativas en la primaria y al bachiller de Misiones de San Francisco.


En la primaria Jaime Sabines se inició la construcción del techado de la plaza cívica el cual con una inversión de 1.9 millones de pesos tendrá 20.6 metros de ancho y 30.6 metros de lago, bajadas de agua pluvial, pintura, entre otros.

Posteriormente en el jardín de niños Jaime Sabines se dio el banderazo para la construcción de dos aulas didácticas las cuales tendrán una medida cada una de 6 metros de ancho por 8 metros de largo. Se hará demolición, cimentación, estructura en edificio, albañilería, acabados, cancelería, pintura e incluso mobiliario para que los padres de familia no pongan un solo peso. La obra tendrá un costo de 801 mil pesos.

Durante el evento la directora de la institución, Lucia Castillo Ordaz mencionó que desde hace muchos años han gestionado la construcción de dos aulas para que cerca de 70 estudiantes ya no tomen clases en aulas improvisadas e inapropiadas para su desempeño.