La imposición de la ceniza en tiempo de pandemia en Puebla

Desde casa, o de manera presencial, poblanos con fe y devoción vivieron el miércoles de ceniza en Puebla, de una manera diferente por la pandemia de coronavirus.

Con este acto religioso, inicia formalmente la Cuaresma. En este sentido, la iglesia católica hizo un llamado a quienes no pudieron acudir por sus cenizas a arrepentirse y comprometerse a vivir de una manera recta.

Algunos creyentes acudieron a las iglesias para llevar el polvo santo en sobres o bolitas a sus casas, y se precisaba la forma en la que debía aplicarse en el hogar. Otros más, recibieron la ceniza de manos de personas que lanzaban un poco de polvo en sus cabezas.

Asimismo, la imposición de la ceniza recuerda que el paso por la vida en la tierra es pasajera y que la vida definitiva se encuentra en el
Cielo.

También, está costumbre recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.

La iglesia Católica recordó que cuando el momento llegue todo lo material que se tenga aquí se acaba, por lo que las personas se deben esforzar en vida a través de buenas acciones para lograr llegar a la eternidad.