“Lo barato sale caro”

En el Puebla decidieron “jugársela” con Juan Reynoso, porque les convenció desde su labor como auxiliar de “El Ojitos” Meza, porque ahí les demostró lealtad, porque conocía al plantel de entonces y porque conoce al actual que supuestamente él decidió. Pero sobre todo, porque significó no desembolsar más, “darle la oportunidad” pues.
Sin embargo, ahora “se jalan los cabellos” con una mano y la otra no alcanza, para intentar explicarse por qué las cosas nomás no andan. La escuadra juega al buen futbol a ratos, sigue cometiendo errores garrafales y ahora hasta perseguida del arbitraje se dice. Pero los dirigentes lejos de hacer algo al respecto, hasta consienten a su entrenador.
Todo lo que se “ahorraron” por no contratar a un verdadero D.T. (Director Técnico) ya hecho y derecho, ahora lo gastan en las nimiedades del entrenador peruano.
Cada que un entrenador no acude a la conferencia de prensa tras los partidos en la Liga MX (así haya mandado a su auxiliar) se paga una multa, misma que Puebla deberá cubrir. Sólo por su “caprichito”.
Y es que supuestamente, el auxiliar Joaquín “El Morocho” Velázquez, fue quien acudió ante los medios, porque el peruano se enojó tanto con el arbitraje en el duelo que se perdió ante Santos, que temía decir algo de lo que luego tuviera que arrepentirse y volver a pagar una multa, así que de pagar Él, mejor que pague el club.
Según él (Juan Reynoso), las preguntas de la Prensa, le hacen declarar cosas que no desea expresar y sólo se acarrea problemas.
Pobre Juan, no quiero pensar qué haría cuando, por los personajes que hemos tenido en ése mismo puesto que ahora ocupa, hay medios que enviaban a los juegos del Puebla en el Cuauhtémoc, a personajes como David Faitelson, para enfrentar a entrenadores como el Doctor Miguel Mejía Barón.
Con todo respeto a mis compañeros quienes cubren ahora al Puebla, con un trabajo igual de pesado como ha sido siempre “descifrar” los juegos en el Cuauhtémoc; pero si ahorita en sus todavía “inicios” como entrenador responsable de un equipo, Juan Reynoso prefiere evadir a la prensa, imagínense ¿Qué haría ante cuestionamientos como los que hacía el aún vigente comentarista de ESPN y a quien el propio Mejía Barón llamó alguna ocasión en plena conferencia “Firestone”? . Fácil (si estuviéramos en modo “presencial”) Juan Reynoso se brinca el mostrador y muele a golpes al periodista, lo que no sólo le acarrearía la multa de la Liga MX, sino también una pena ante autoridades ministeriales.
En fin, si ahora además del contrato, también hay que respetar su descontrol emocional, buen cierre de torneo nos espera bajo la conducción del otrora férreo defensor del Cruz Azul.

Ejemplar NBA

El único formato exitoso hasta el momento, para la prevención del COVID-19 en el ámbito deportivo, ha sido “La Burbuja de Orlando”, básica para que al campeón que se corone (lo más seguro Los Lakers de Los Ángeles, sobre el Heat de Miami) todavía se le reconozca de la Temporada 2020, cuando otros muchos circuitos en otros rumbos del mundo, ni campaña hicieron.
Y es que en un deporte con lo mínimo de titulares (5) y supuestamente “manejable” respecto a otros, dicen, permitió un mayor control. Sin embargo, el verdadero secreto se llama “disciplina”.
Y haya sido una obligación o no, concentrar por ya casi 4 meses a sus equipos en el paraíso de Disney, permitió proyectar una verdadera organización, donde no hay tantas pérdidas como las que se hubiesen afrontado, en caso de no sacar adelante su calendario.
Ahora que en muchas partes del mundo se habla de reabrir estadios al público, primero debieran preocuparse por evitar contagios. No parece prudente apelar al buen juicio, cuando todos tenemos variados ejemplos de quienes nunca han usado cubrebocas, dejado de “salir” – así no haya a quién visitar, de reunirse (para un cumpleaños) atiborrar al Transporte Público, además de descuidar su alimentación, descanso y hasta a sus seres queridos ¿es a éstos personajes, a quienes ahora convocan para regresar a los estadios?
¡Que Dios nos agarre confesados!