Los adelantados

Aunque pareciera que falta aún mucho para los cambios o elecciones para los próximos ayuntamientos, algunos ya han empezado a adelantarse o al menos han iniciado a hacer trabajo subterráneo y otros más a la vista.

El chiste es llegar a ser primero candidatos.

Tal es el caso en Puebla de Mario Riestra Piña, quien ya anda operando en las huestes panistas, tras la elección para dirigente municipal que finalmente ganó Jesús Zaldivar.

Y es que este panista quien fue uno de los consentidos del morenovallismo, también de los que más gritó “fraude” en dicha elección de su líder municipal.

Ahora se dice que tendrá que remar contracorriente para su aspiración final de llegar a la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), para la presidencia municipal de Puebla.

Hay que recordar que Mario Riestra, fue secretario general del ayuntamiento de Luis Banck Serrato, donde no salió muy bien parado.

Más bien salió muy raspado.

En las pasadas elecciones del 2018, con la venia del morenovallismo, fue candidato a Senador de la República, pero la ola de Morena lo hundió, aunque obtuvo más de 700 mil votos.

Ahora justamente eso está vendiendo a las huestes panistas, para poder ser contendiente por la mencionada candidatura.

Además afirma que de acuerdo a diversos estudios de opinión, si hoy fueran las elecciones, el partido Movimiento de Regeneración nacional (Morena) podría perder Puebla capital, lo que le da más oportunidad.

Lo cierto, es que la tiene difícil para hacerse de la candidatura, sobre todo porque al parecer nuevamente aspira a levantar la mano, Eduardo Rivera, aunque perdió la pasada elección.

También se menciona en los corrillos del blanquiazul, que Oswaldo Jiménez, actual diputado local, se anda meneando para la misma meta.

La diferencia es que se dice que sus coqueteos son con gente de Morena, a quienes supuestamente les ha vendido la idea de ayudarlos en caso de llegar.

El también sobrino de Tony Gali, su carrera meteórica se la debe justo al ex gobernador.

Ahora sin ese arropamiento, veremos de qué está hecho realmente.

De este modo, los panistas se preparan poco a poco para la contienda en 2021, la que ven con optimismo, aunque su realidad parece más difícil o incierta.

Tiempo al tiempo.

El camaleón cholulteca

Pero no solo en Puebla han empezado a suspirar por las candidaturas.

En San Pedro Cholula, Julio Lorenzini, ha iniciado trabajos que van desde las redes sociales, hasta pinta de bardas.

El empresario hotelero, siempre ha soñado con la alcaldía cholulteca, por la que contendió en la pasada elección bajo la coalición del partido Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano.

Pero fue arrasado por el ahora presidente municipal Luis Alberto Arriaga, quien representó a Morena y la coalición Juntos Haremos Historia.

Ante la estrepitosa derrota en las urnas, Julio Lorenzini, decidió dejar al PAN, como quien deja unos calcetines sucios.

Ahora ya buscará ser el candidato de Morena, aunque usted no lo crea.

Y para eso ha iniciado una campaña abierta, con la excusa de buscar combatir la inseguridad.

Y es que dice que apoyó al ahora gobernador Luis Miguel Barbosa en la pasada elección.

Incluso se reunió con el entonces candidato Barbosa Huerta, cuando fue a su mitin a San Pedro Cholula, antes de iniciar el evento.

Ahí le prometió fidelidad.

Ahora esa reunión y la foto la anda vendiendo a todo el que le crea.

Lo que no dice, es que no lo apoyó cuando estuvieron buenos los catorrazos en el 2018 y si a Martha Erika Alonso.

A pesar de todo, sigue en pie sus aspiraciones.

Por eso, dio a conocer que el 15 de octubre se llevará a cabo el Foro de combate a la inseguridad, para buscar un plan estratégico para combatir la que llamó “crisis”.

Si no fuera por su historial y el camaleonismo, tal vez se la comprarían.

También, tiempo al tiempo.