No habrá impunidad en explosiones de polvorines, afirma Barbosa

Habrá castigo para propietarios de los talleres que operaban de manera clandestina en la fabricación de pirotecnia, lo que provocó una explosión que dejó seis personas fallecidas y 11 lesionados en el municipio de Felipe Angeles.

Así lo afirmó el gobernador Miguel Barbosa Huerta, al destacar que  que es competencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) autorizar el funcionamiento de los lugares donde se elabora pirotecnia. 

En torno a las investigaciones, el gobernador Miguel Barbosa aclaró que habrá personas detenidas ya que estos hechos no pueden quedar impunes, conforme avancen las indagatorias de las autoridades se fijarán las responsabilidades penales.

Indicó que lo que sucedió la noche del domingo en Santa María Zacatepec, perteneciente al municipio de Juan C Bonilla, donde murió una adolescente y resultaron lesionadas ocho personas; así como la noche del lunes en la comunidad de Santiago Tenango, en el municipio de General Felipe Ángeles; son talleres que no tenían autorización, operaban en la clandestinidad.



Por lo tanto, habrá una revisión en los 41 municipios de Puebla en los que se tienen registros que se elabora pirotecnia, aunado de que habrá operativos en mercados y calles para evitar la venta de la juguetería pirotécnica en esta temporada de fiestas decembrinas.

 “Hay que actuar con rapidez y eficiencia, no nos vamos a quedarnos sentados”, aseveró.

Por su parte, el secretario de Salud, José Antonio Martínez García, informó que están dos menores de edad hospitalizadas: una de 13 años, que presenta quemaduras de segundo grado, y una más de 16 años, que se encuentra internada en un nosocomio privado de Tecamachalco.

En el lugar de la explosión que afectó a varios inmuebles, se atendieron a nueve personas que no ameritaron su hospitalización.

En torno a las personas fallecidas se tiene un registro de seis, entre ellos dos menores de edad.