Reabren parroquia de San Bautista en Cuautlancingo

Después de 10 días de permanecer cerrada la Parroquia de San Juan Bautista Cuautlancingo por problemas entre el párroco Mario Pérez Pérez, y los mayordomos y fiscales, este día se reabrió el templo.

Se conformó una mesa de trabajo entre los fiscales, patronato de fiscalías y mayordomías, consejo económico y mayordomos; el padre César Andrade quien es el secretario particular del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa; y representantes de la Subsecretaría de Gobernación estatal; así como con el padre Margarito Hernández y Roberto Valentín Ortega.

Tras el diálogo, los fiscales entregaron la parroquia a las autoridades eclesiásticas y de gobernación, y se quedó el compromiso de seguir en mesas de trabajo para el bien de la comunidad.

“Queda oficialmente abierta a todo el público en general la parroquia de San Juan Bautista Cuautlancingo a partir de este momento, con los horarios ya establecidos”, informaron los fiscales y mayordomos.

La oficina parroquial y curato, insistieron, se entregó a las autoridades eclesiásticas para que se sigan agendando las misas para los diferentes sacramentos.

Es importante señalar que la colocación de la primera piedra de una capilla de adoración perpetúa en la parte de atrás de la Parroquia de San Juan Bautista de Cuautlancingo ocasionó un zafarrancho entre los mayordomos y fiscales; y las autoridades eclesiásticas.