Rebelión en Ortopedia del IMSS; no operarán si no son vacunados

Más protestas de médicos por vacuna contra coronavirus

Especialistas del hospital de Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advirtieron que dejarán de entrar a intervenciones quirúrgicas si no son protegidos con la vacuna contra covid-19.

De este modo, siguen las protestas de médicos de primera línea en el combate contra la enfermedad que ha azotado al mundo, luego de que galenos exigieron la vacunación contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Señalaron que tan sólo en ese nosocomio han fallecido nueve personas entre enfermeros, administrativos, así como de servicios generales y más de 300 personas o trabajadores de la salud se han infectado en lo que lleva la pandemia, refirieron.


En entrevista, señalaron que las autoridades federales los han ido dejando sin vacuna a los más de 800 trabajadores, quienes están expuestos a contagiarse de Covid-19 en todo momento, por lo que laboran en zozobra.

“Es un reverendo y rotundo desorden la vacunación de este país, vergüenza de las autoridades a nivel central, son unos reverendos ineptos”, señalaron muy molestos.

Uno de los inconformes señaló que les informaron por whatsapp que solamente la semana pasada iban a aplicar alrededor de 280 dosis, lo que generó la inconformidad.

Así en redes sociales iniciaron una protesta con fotografías que también hicieron llegar a este medio de comunicación, donde se ven con pancartas exigiendo la aplicación para su seguridad.

Desde enero, con mensajes escritos en hojas, los trabajadores del Seguro Social denunciaron estar en la primera línea de batalla en las áreas Covid, pero sin estar protegidos contra el virus.

“Sigo trabajando, yo también tengo familia”, es el mensaje que difundieron en redes sociales los soldados blancos, quienes demandaron la intervención del Gobierno de Puebla.

La exigencia

Incluso la representación en el nosocomio del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, sección 1, emitió un oficio a los directivos del IMSS, para que a la brevedad se atienda la situación.

Señalaron que médicos y enfermeras y demás personal del hospital de Traumatolgía y Ortopedia del IMSS, exigen la vacuna, en el entendido que serían ellos los primeros en inocularse por el trabajo de riesgo que desempeñan.

Señalaron que personal de áreas como quirófano, hospitalización y consulta externa no han sido considerados para la vacuna.

Indicaron que el nosocomio es 99 por ciento quirúrgico, ya que el mismo porcentaje de pacientes que ingresan son por urgencias que requieren intervenciones u operaciones.

Sin embargo, no se consideró para la inoculación a anestesiólogos, enfermeras quirúrgicas, enfermeras circulantes y médicos ortopedistas, por lo que recurren a su sindicato para hacerse escuchar.

“Que se cumpla con la máxima finalidad de nuestro SNTSS, de vigilar, garantizar las mejores condiciones laborales de sus agremiados, ya que no se está cumpliendo con este fin”, señalan.

“Seguimos poniendo en riesgo nuestra vida y a nuestros familiares al seguir atendiendo pacientes con covid-19, ya que no se cuenta con un protocolo 100% seguro”, indicaron.

Señalaron que no se sabe cuántos pacientes llegan a ingresar a los quirófanos ya que no existen los protocolos de detección, lo que ha hecho que se contagien sus compañeros.

“Nosotros no podemos seguir entrando a cirugías de pacientes confirmados por el alto riesgo, solicitamos apoyo para que dicho personal que ya se encuentra vacunado sea el que ingrese”, exigen los especialistas.

“A esta altura de la pandemia cualquier persona puede estar infectada y ser asintomática exponiendo a todo el personal que atiende pacientes, considerando todas las ramas de traumatología y ortopedia”, aseveran.

Otra protesta

Apenas la semana pasada, médicos internos de Zacatlán trabajan en la incertidumbre de contagiarse del coronavirus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad de Covid-19.

Y aunque no han hecho paro de labores, se mantienen trabajando en protesta en el Hospital General de dicha zona de la Sierra Norte de Puebla, para recibir una vacuna contra la enfermedad.

Los jóvenes médicos señalan que deben ser vacunados por el riesgo que corren, aunque no están en primera línea de atención a pacientes con Covid-19.

Uno de estos médicos internistas, informó que trabajan “Jornadas ABC” de 36 horas continuas, con descansos de 12 horas, lo cual los vuelve más vulnerables al virus.

Detalló que son más 100 médicos internistas y enfermeras de servicio quienes no fueron contemplados en la vacunación.

Aclaró que al Hospital General de Zacatlán llegaron las vacunas para el personal que ahí laboral e incluso se completó la segunda dosis de refuerzo contra el coronavirus, pero a ellos se les excluyó de este derecho.

“Que nos tomen en cuenta como parte del personal, aquí seguiremos hasta conseguir una respuesta favorable”, señaló uno de los jóvenes al señalar que becarios de enfermería tampoco fueron tomados en cuenta.