Se politiza el caso del diputado por Morena Saúl Huerta y su desafuero

Está por llegar la fecha en que se festeja el día del niño, fecha que surge en la primera guerra mundial.

El Día del Niño fue creado para conmemorar a todas las víctimas infantiles que dejó la Primera Guerra Mundial.

En 1924, la Liga de las Naciones ratificó la Declaración de Ginebra sobre los Derechos de los Niños, que tenía como objetivo garantizar la protección de los pequeños.

Derecho a vivir, a su protección, a su alimentación , a su educación,a su identidad, derecho a tener nombre y apellido.


Y quienes legislan leyes en cada país, garantizar la felicidad y seguridad de todos ellos.

Pareciera que en México no es así.

Tras el escándalo de violaciones, abusos sexuales, violación a la inocencia de jóvenes en el estado de Puebla, por el aún diputado del partido de Morena, Saúl Huerta Corona, la llamada esperanza de México, declara en el Congreso de la Unión, su compañero legislador, el presidente de la sección inspectora, Pablo Gómez, dijo que será subido a pleno hasta el mes de junio, sólo en caso de que se realice un periodo extraordinario de sesiones.

Y será hasta el mes de junio que consideren quitarle el desafuero, ¡hágame el favor!

De no quitarle fuero, no podrá la Fiscalía de la Ciudad de México, girar orden de aprehensión.

Ya solamente falta que aún siga sesionando y votando desde el congreso de la unión.

Porqué el tortuguismo para quitarle el fuero.

Antes que tenga prioridad el periodo de elecciones, debería tenerlo la justicia, para honrar a todos estos jóvenes que fueron victimas de violación por este diputado pederasta.

Seguramente, el partido de Morena está más preocupado por el escándalo y consecuencias que podría generar en “tiempo de electoral“.

Esperemos que de manera inmediata le quiten el fuero y que este próximo día 30 de abril, el mejor regalo a niños y jovencitos victimas de abuso sexual del aún diputado, sea su detención.